Escribo de Maravilla.

En esta entrada os dejamos una rúbrica para que vayan aprendiendo a darse cuenta del proceso de escritura. Este tipo de actividades es interesante hacerlas de forma sistemática y poco tiempo para que no sea una tarea ardua sino amena. El objetivo es que vayan tomando conciencia. 
Se valoran con corazones, estrellas, soles, lo que les apetezca. Es importante alejarse del castigo y cargar de juicio el aprendizaje. Se trata de tomar conciencia, si se dan cuenta de qué les ha faltado, la próxima vez lo podrán remediar. Además, en el trabajo con niños y niñas se observa cómo hay mucho juicio hacia sus propias capacidades que viene de ellos mismos y de ahí que a veces rechacen acercarse a tareas donde anticipan fracaso.
Este formato es para imprimir y recortar, valdría para tres niños, está pensado para plastificarlo y poder pintar encima con rotuladores vileda. A veces se lo hemos pegado atrás de la libreta a algunos niños para que recuerden el proceso cuando están en su aula de referencia.


Comentarios